Entrada de blog

Historias - Albino United FC

 

Muchos hemos oido las historias tenebrosas que vienen desde el continente africano respecto a los albinos. La realidad es mucho más cruenta de lo que podamos leer. Iniciando por el racismo exagerado en un pais donde predomina el color de piel negro, una persona con piel blanca es, ahora que nunca mejor dicho, blanco de desprecio y marginación en las sociedades africanas. No me suena descabellado que muchos bebés albinos sean dejados a su suerte al nacer, y los que caen en una familia amorosa pasan por el rechazo de gran parte de la sociedad. Se consideran espíritus o seres de otro mundo con poderes sobrenaturales.

En muchos segmentos de la misma sociedad africana se les considera de mala suerte, y los sueños de muchos de ellos son cortados al no permitirles ingresar en las escuelas, o conseguir un trabajo digno a su condición, sin jornadas laborales prolongadas bajo el sol ( Considerando que Africa es un continente que predominan las jornadas diurnas prolongadas ), o con las herramientas visuales suficientes para su buena práctica escolar o profesional.

En algunos paises como Tanzania, partes específicas del cuerpo de los albinos son muy solicitadas para realizar pócimas mágicas por parte de brujos o curanderos, por lo que hay grupos organizados que les localizan para asesinarlos, o en el mejor de los casos cortar algunos de sus miembros y venderlos para dichas pócimas. Se ha llegado a pagar hasta 75,000 dólares por el cadaver completo de un albino.

Por estas razones, la vida de un albino en algunos paises africanos es un verdadero infierno.

Me toma por sorpresa el saber que, desde hace algunos años ya, existe una propuesta para desmitificar la condición, para mostrar el hecho de que las personas con albinismo tienen las mismas cualidades, los mismos derechos y obligaciones que cualquier otra persona. Y el futbol soccer es la bandera para ello.

 

Un equipo de futbol soccer de tercera división fue fundado en Tanzania por dos personas no albinas en el año del 2008, en la ciudad de Dar es Salaam. 

John Haule, entrenador del Albino United, sigue escuchando los mismos tópicos y bromas que desprecian a sus jugadores desde el primer día. Haule cree en la causa desde mucho antes de poner en marcha el equipo. Haule, ya los había visto jugar por las calles de Dar es Salaam. Tras una serie de amistosos, se consiguió el permiso para jugar en una liga semiprofesional de tercera división. La dificil jornada incluía el recorrer el país para enfrentarse a diez equipos, algunos de ellos afincados en ciudades y aldeas donde correrían serio peligro de ser atacados. Nadie se echó atrás, continuaron jugando y, pese a no ser los mejores con un balón en los pies, llegaron las victorias.

El futbol es el deporte más popular en el país y muchos tanzanos lo viven como lo haría un hincha sudamericano o europeo. Ver ganar partidos a un grupo de albinos dejó de ser una locura para algunos de ellos. La familiaridad de ver de manera cotidiana a albinos jugando futbol, y el echo de que podían ganar y perder como cualquier otro equipo hace ver a la sociedad que quizás no había tanta diferencia entre negros y albinos. En la primera temporada, el club logró la hazaña de acabar en cuarta posición. La tercera división pasa desapercibida entre la mayoría de los aficionados al fútbol de Tanzania, su relevancia es mínima, pero aquel puesto sirvió para catapultar a la fama al peculiar equipo de John Haule

Pese a los éxitos cosechados en los últimos años, los problemas y amenazas han acompañado al Albino United a lo largo de toda su aventura. En una sociedad tan hermética como la tanzana, el hecho de que un equipo formado casi íntegramente por albinos recorra el país para jugar al fútbol conlleva bastante riesgo. Por ello, las medidas de seguridad son obligadas una vez abandonan la gran ciudad y se disponen a avanzar por las descuidadas carreteras hacia pueblos menos tolerantes. Disfrutan jugando, son futbolistas, pero no olvidan que también son el trofeo de auténticas cacerías. No en vano, en 2009 más de 50 albinos fueron ejecutados en la región. Según ACNUR (Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), por la pierna de un albino se puede llegar a pagar hasta 2.000 dólares, lo que en Tanzania equivale al sueldo de seis años y medio. Por todo su cuerpo se han llegado a pagar 65.000. Los traficantes del continente africano protagonizan un espeluznante y salvaje negocio en torno a ellos

Conscientes de los peligros a los que se exponen, los miembros del equipo procuran mantenerse unidos y extreman las precauciones durante los viajes nocturnos, cuando hay más probabilidades de asalto. A medida que sus triunfos conseguían tener eco en los noticiarios televisivos, los itinerarios del Albino United comenzaron a ser de dominio público. En más de una ocasión, su autobús ha tenido que ser escoltado para conseguir llegar al destino sin obstáculos, algo que tranquiliza a los jugadores. Sin embargo, no siempre pueden estar protegidos ya que sus cazadores aguardan el mejor momento. Esperan a que aparezca uno, lo vigilan, lo investigan e, incluso, pagan a detectives para seguirlos y averiguar cuando será el momento oportuno para la `cacería´. Actúan con premeditación y sangre fría y, si es necesario, se convierten en amigos de la víctima, se ganan su confianza para después enviar a un cómplice con la misión de matarlo

Con más de 6 años a sus espaldas, el Albino United continúa deambulando por ligas semiprofesionales. A pesar de ello, el club se ha convertido en todo un fenómeno social dentro de su país logrando el apoyo suficiente para que su causa sea conocida fuera de las fronteras. En 2010 los ecos de su historia llegaron al mayor evento del fútbol internacional cuando la FIFA les invitó al Mundial de Sudáfrica. Allí conocieron, entre otros, a una de las figuras más destacadas del deporte africano, Didier Drogba. Los triunfos del Albino United no llegan en forma de trofeos y medallas. En la carrera por sobrevivir al día a día, el premio llega con la aceptación y el reconocimiento de la sociedad, no como futbolistas sino como personas. En Tanzania, el fútbol humaniza a los fantasmas negros.

 

 

Fuentes Teóricas:

Principal: http://revistaofftopic.com/2014/03/15/el-club-de-los-fantasmas-africanos/

http://www.africafundacion.org/spip.php?article6520

http://www.elenganche.es/2010/10/albino-united-suenos-en-blanco.html

Fuentes Fotográficas:

AFP

Internet

 

 

Quién está conectado

Hay actualmente 0 usuarios conectados.

Usuarios nuevos

  • Yadelsy
  • Veronica ibarra
  • omar alvarez
  • Laura
  • Alejandra Valle