Entrada de blog

Famosos con Albinismo - Gustavo Adolfo, "El Payo", Solá

Gustavo Adolfo Solá, más conocido como El Payo Solá (1908-1962), fue un compositor, bandoneonista y guitarrista salteño, intérprete de música folklórica de Argentina escrita en su totalidad por él mismo. Está considerado como uno de los precursores del boom del folklore argentino producido a partir de la década de 1950. Es autor de canciones que integran el cancionero folklórico tradicional como "La marrupeña" y "La Solís Pizarro". Su hijo, Juan José Solá, "el Payito Solá", escribió en su homenaje la zamba "Carpas de Salta", mientras que Horacio Aguirre y Hugo Alarcón compusieron "El que toca nunca baila", que lo menciona atribuyéndole la frase del título.

Nació en Cafayate , Salta, conocido universalmente con el apelativo "El Payo" por su albinismo, pues tenía tez y cabellos blanquecinos, pero con ojos castaños.

Sus padres don José Nicolás Solá y doña Delia Burgos eran por entonces Director y Maestra de Escuela respectivamente.

A temprana edad "El Payo" manifiesta su vocación de músico y comienza a estudiar piano por música (todo un desafío para la época) y violín con el profesor Dacal, simultáneamente va completando estudios de armonía, recursos estos que luego le posibilitarían los conocimientos necesarios para escribir toda la obra musical que como autor y compositor le pertenece.

Fue un notable y polifacético músico ejecutante de bandoneón, violín, guitarra, arpa, charango y piano, conocedor de las técnicas necesarias, aptitudes éstas que fueran muy reconocidas a la hora de tocar en las formaciones musicales de las que participó como intérprete. Se puede considerar que "El Payo" fue uno de los músicos pioneros en difundir el tango en la zona norte, por aquellos años Buenos Aires era la gran vidriera de ese genero musical y la enorme producción de valses, milongas y tangos, entre ellos "La Cumparsita" fueron parte del repertorio con lo que El Payo amenizaba las reuniones bailables en lugares nocturnos que comenzaban a pulular en la periferia de la ciudad de Salta.

En ese tiempo el folklore que se escuchaba bailaba y cantaba era mayoritariamente de origen boliviano. Pocas canciones del folklore argentino y salteño en particular, se conocían por el escaso caudal de autores nacionales y locales. Hasta que en la década del 50 comenzaría a gestarse lo que luego en los años 60 derivó en la gran propuesta musical y poética salteña, dando origen a lo que posteriormente sería un gran movimiento de música de raíz folklórica.

A partir de 1940 “El Payo” por mérito propio trasciende más allá de las fronteras de Salta, forma y dirige el Cuarteto de Tango "Re-Fa-Si". También crea el conjunto folklórico "Los Trovadores de Lerma". Luego integraría una formación denominada "Veinte Guitarras de Salta". En el ínterin fue músico acompañante del Dúo Miranda Bonier. Después comparte el Dúo Romance de dos Guitarras junto a Ernesto Cabeza, quien sería pieza fundamental en los inicios del gran conjunto folklórico salteño Los Chalchaleros.

Con Fernando Portal y Carlos Vega Pereda integra un trío que tuvo corta y poca repercusión.

Fue parte del Cuarteto típico De Mario Azzerboni y promediando la década de los años 50 participa de la formación de Los Musiqueros del Tiempo e´ Ñaupa, junto a Polo Giménez y Atuto Mercau Soria, después se agregarían en distintas etapas Abel Figueroa, Pepe Consoli, Mario Arnedo Gallo, Fernando Portal, Félix Aldao, Rafael Amato, Luis Ríos y Rodolfo Benítez.

El sello Odeón se interesa en El Payo Solá y lo contrata para reemplazar a José Luis Padula, razón por la cual el artista se radica definitivamente en Buenos Aires. Cumplido ese ciclo cambia y pasa a ser músico exclusivo del elenco estable del sello Philips.

Como autor firma obras que tuvieron mucha repercusión y fueron grabadas por los grandes músicos del momento: La Marrupeña, con Manuel J. Castilla, en homenaje a su amigo "Poncho" Marrupe"; La Solis Pizarro, con Guillermo Pelayo Patterson; A Pepe Guirro, también en homenaje a ese amigo de la bohemia; Zamba del Ausente, con Manuel J. Castilla y Cesar Fermín Perdiguero; La Coya Bola, chacarera con Rolando Morales; Pajarillo Cruceño, bailecito con Álvarez; Soy del Aybal, gato con Morales; Pa que se escondan, escondido con Fernando Portal; El Aspero, gato de Payo Solá; Norte Adentro, zamba con Carlos Vega Pereda; Mal Pagadora, bailecito con Alvarez; Zamba de la despedida, de Payo Solá; Zamba de mi Ñaño, de Payo Solá; Cerros, zamba con Carlos Vega Pereda; A Buenaventura Luna, tonada con Carlos Vega Pereda; En la carpa, chacarera con Fernando Portal; San migueleña, zamba con Escaño; Costumbres santiagueñas, chacarera con Carlos Vega Pereda; El charanguero, carnavalito con Carlos Vega Pereda; El diablito, gato con Carlos Vega Pereda; Gauchos de Güemes, zamba con Fernando Portal; La pata pila, chacarera con Álvarez; Linda mi suegra, gato con Damián Aranda; Raza India, zamba con Álvarez; Copla amanecida, zamba con Nicolás Robles; Madre querida, zamba con Domingo Spezzi; Cueca de los Pañuelos, con Vega Pereda; Cueca del quemador, de Payo Solá y Payito Solá; La de Orellana, zamba de Payo Solá; El rulito, de Payo Solá; Zamba a la Zamba con Tito Martella; La chismosa, chacarera con Atuto Mercau Soria; Regresando, zamba con Jorge Tredici; La sencillita, zamba con Atuto Mercau Soria; River Plate, tango de Payo Solá; Ñaño Ñañito, canción de Payo Solá; Como tus rosas, zamba con Francisco Escaño; Cafayate Tierra mía, zamba de Payo Solá.

Don Gustavo Adolfo Solá, por lo hecho en vida han quedado en la historia como claro exponente de la música popular. Para perpetuar su nombre el escenario del Festival más importante del norte argentino "La Serenata a Cafayate" se llama Payo Solá.

Don Atahualpa Yupanqui en colaboración con Pablo del Cerro lo eternizan en la zamba "Payo Solá". Oscar Valles (de Los Quilla Huasi) lo honra componiendo la zamba "Del Mismo Palo". Horacio Aguirre y Hugo Alarcón rindiéndole homenaje firman la zamba "El que toca nunca baila" y Terucha y Payito Solá (hijo) lo recuerdan en la zamba "Cafayate Hecha Nostalgia", tema ganador del concurso de zambas realizado en el año 1997, en La Carpa de Don Carlos Abán, otro gran bandoneonísta salteño, en donde en una de sus estrofas dice :

"Y al salir de Cafayate
Se me afloja el corazón
Siendo "El Payo” en la alameda
Que me va diciendo adiós".

.

Porque las cenizas del fuellista descansan en el monolito que está en la alameda, en el cruce con el camino que va a Animaná y a Cafayate y la salida a Salta.

Don Gustavo Adolfo Solá, murió en Buenos Aires el 19 de marzo de 1962.

Fuentes:

http://elfolkloreargentino.com/foro/viewtopic.php?t=2309&sid=8d538715555...

http://es.wikipedia.org/wiki/Payo_Sol%C3%A1

http://www.portaldesalta.gov.ar/payosola.htm

http://www.biblioatiliocornejo.gov.ar/payo.htm

 

Quién está conectado

Hay actualmente 0 usuarios conectados.

Usuarios nuevos

  • Yadelsy
  • Veronica ibarra
  • omar alvarez
  • Laura
  • Alejandra Valle